Igor Paskual, en Madrid junto a Loquillo

LOQUILLO CodigoRockerIgor Paskual será el invitado de honor en el sexto concierto de la exitosa gira de Loquillo & Nu-Niles, “Código Rocker”.

El evento, tendrá lugar este Jueves, 23 de Abril en La Riviera de Madrid.

Más información sobre la gira “Código Rocker”, AQUÍ.

Igor Paskual, en La Casa Del Libro en Madrid

IPK DiaDelLibro2015Igor Paskual estará este Jueves 23 de Abril en La Casa Del Libro (C/ Orense 11, Madrid) dando una pequeña conferencia y se lleva la guitarra consigo!

El evento lo abrirá Nerea Delgado a las 18h, e Igor Paskual a las 19h.

Igor Paskual, en Oviedo junto a Loquillo

LOQUILLO CodigoRockerIgor Paskual será el invitado de honor en el tercer concierto de la gira de Loquillo & Nu-Niles, “Código Rocker”.

El evento, tendrá lugar este Jueves, 16 de Abril en la sala Estilo de Oviedo.

Más información sobre la gira “Código Rocker”, AQUÍ.

Suspenso

IPK RugidosDeGato¿Cuál fue el mayor defecto de la reforma educativa de la LOGSE? Con la excusa de no traumatizar al educando se comenzó con intentar que nadie repitiese curso, se siguió con unas materias de nimio contenido y se terminó desquiciando a los profesores que tenían que pasar un quinario para expulsar a alguien de clase. Es decir, se trató a los alumnos como zoquetes. Ahora, siguiendo la misma línea, se pretende no llamar suspenso al suspenso, sino “iniciado”. No es que “iniciado” sea un eufemismo, es que se trata en toda regla de faltar a la verdad y, peor aún, se limita la formación de las personas. La vida está llena de negativas, rechazos y decepciones. Iniciarse no es lo mismo que suspender. De los errores también se aprende y hasta me atrevería a decir que sólo se aprende de los fallos. Como decía Jason Statham en “The Mechanic”: “Las buenas decisiones vienen de la experiencia, y mucha de ella procede de las malas decisiones”. Es necesario comprender desde pequeños que el sí y el no son dos caras de la misma moneda, pero que no son lo mismo. Y por eso el mal ha de ser señalado. También que, aunque puede haber segundas oportunidades, todo tiene consecuencias. La tolerancia al fracaso es una de las funciones invisibles de la escuela. No se trata de endurecer a la gente a base de golpes, pero jamás se debería tratar a los niños o adolescentes como si fueran gilipollas. Así, muchos músicos jóvenes se dan verdaderas sobredosis de realidad al mínimo contratiempo. Tienen una formación técnica, en algunos casos, muy superior a gente de mi generación, pero una escasa capacidad para soportar el rechazo. Su tendencia es llorona. Que si fue a verlos poca gente; que si no les pagan; que si no sacaron dinero del crowdfunding; que si se cansan poniendo carteles; que si el bajista no ensayó porque tenía un cumpleaños; que si siempre tengo que llamar yo a todo el mundo; que si son muchos kilómetros; que si se oían mal en el escenario, que sí… ¡Suspenso!

¿Cuántos Van Ya?

IPK LaTentacionDelGolSporting – Barcelona B (El Molinón, Gijón – 5.4.15)

Y al final Abelardo estalló. Toda la temporada había mostrado una cortesía deslumbrante, modales de caballero para un colectivo que se porta como una pandilla de villanos. Peor aún, se comportan los árbitros con la maldad del cobarde. Abelardo, viendo que mostrando respeto y comprensión ante su ineficaz labor no conseguía ni respeto ni comprensión sino inquina, se quitó la corbata y dijo: “Otro penalti sin pitar”. ¿Cuántos penales van sin señalar? ¿Cuántos puntos han costado? Está claro que el Sporting iría líder (en caso de haberlos metido).

Mientras tanto, hemos de soportar que el estadio municipal donde juega el Oviedo Moderno lleve el nombre de un exárbitro. ¿Qué ha hecho Díaz Vega por el fútbol? Espero la respuesta con avidez. Por favor, que alguien enumere la lista de méritos y la leeré con detenimiento. A Trujillo Suárez le tembló la mano para pitar penalti, pero premunido de tarjetas expulsó a Iñaki Tejada, ayudante de Abelardo, y le sacó una amarilla a Bernardo. Esa es la política de las mesnadas de Díaz Vega, la de sacar tarjetas sin balón de por medio, más preocupados por proteger su inexistente reputación que por cuidar de las tibias de los jugadores o de los penaltis en el área.

La amarilla a Bernardo fue de lo más pintoresco. El colombiano volador tuvo unas leves palabras con Patric, un currutaco de la Masía que ya la semana pasada debió haber sido expulsado y…¡Zas! Recibió una tarjeta. Y en la jugada del penalti no pitado, roja para Tejada. Así de simple y de escandaloso. El Sporting, a diferencia de algunos jugadores del Barcelona B y los árbitros, camina con humildad, sin soberbia, y con un orgullo justificado desprovisto de fuegos artificiales. Este, como todos, era un partido de máxima dificultad. La delantera culé atesora un fútbol de aires chispeantes. Adama, por ejemplo, exhibió fintas, amagues, desbordes para eludir a los rojiblancos que, con mucho acierto, defendieron con criterio y coberturas sapientes. Por cierto, gran partido de Álex.

Se pregunta la masa deportiva si este equipo está pasando por uno de esos baches que afectan a todos. No. Un bache es lo que le pasó al Real Madrid cuando se lesionó Modric. Con todos los recursos que tiene el club blanco, sin el croata parecían una caricatura de sí mismos. El Sporting simplemente vive desde hace tiempo atrapado en las garras de una economía de guerra. Nacho Cases y Álex Barrera lesionados; ¿ Dani Ndi? La familia bien, gracias; la defensa al borde de un ataque de amarillas; algunos aprendiendo a vivir en la jungla de la Segunda a marchas forzadas y otros sacrificando la reserva de energía que les queda por el bien común.

No Hay Campeones Sin Suerte

IPK LaTentacionDelGolOsasuna – Sporting (El Sadar, Pamplona – 29.3.15)

Tras el Recreativo de Huelva, el Sporting se enfrentó a otro equipo de realengo, pero acuciado por la decadencia y un futuro que abre sus alas de  buitre como anuncio de turbias esperanzas. El conjunto pamplonica se resiste a desaparecer como la vieja nobleza ante la incipiente y pujante burguesía. Uno de los amarres del Oasuna en la Segunda División eran los puntos que debía de arrancar de las piernas rojiblancas. Pudieron conseguirlo, pero el destino y la fortuna están con el Sporting y lo han vestido con la suerte del campeón.

Ahora mismo, el conjunto gijonés comienza a pagar la falta de la brújula de Nacho Cases que, como un zahorí, localizaba manantiales de pases entre los jugadores rivales. Así, en Pamplona, el caos se adueñó de un equipo que avanzaba a paso de adolescente: lleno de pasión, pero con la mente obnubilada. La diosa Fortuna se comporta con el Sporting con tono maternal, acompañándole en los momentos difíciles y sin dejarle caer en el arroyo, preso de las complicaciones propias de la edad.

El Sporting, alumno aplicado, ha ido sacando buenas notas en todas las asignaturas. De hecho, va un curso por encima del que le corresponde y sus compañeros de pupitre suelen tener más recursos y mejores jugadores. El año académico es largo, pero un leve desengaño causado por las lesiones, le han despistado un poco de los estudios. Pero la diosa no va a dejar que un joven tan prometedor repita curso por un pecado de juventud. Es así, y debemos reconocerlo cuanto antes: en la vida, tener suerte es muy importante, tanto que hasta Woody Allen le dedicó una de sus mejores películas.

Eso sí, la suerte es para el que la trabaja. Que la suerte te coja con Alberto en la portería, sobreponiéndose a una notable merma física. Que la suerte te agarre con Lora perfecto, solidario y preciso. Que la suerte te abrace con Mandi que, si bien estuvo desaparecido gran parte del encuentro, gracias a su forma física sostuvo al equipo los últimos veinte minutos. Que te bese la suerte con Guerrero guerreando y a Jony que, incluso andando, es mejor que el 90% de los extremos de la categoría. Que la suerte descienda con Bernardo caminando en las alturas y Luis Hernández volando por el suelo. Que la suerte escriba su nombre con el pundonor de Sergio e Isma López. Que la suerte emita su canto con de la garra y los precisos disparos de Carmona. Y que la suerte contagie con sonrisas a la juventud voluntariosa de Pablo Pérez y Carlos Castro.