El “Johnny B. Goode” Del Sporting

El Johnny B Goode Del Sporting (23.11.14)Sporting – Llagostera
(El Molinón, Gijón – 22.11.14)

No hay ningún rival pequeño ni existe en el mundo una canción que sea fácil de tocar. Es decir, la Unión Llagostera o “Louie Louie” no están al alcance de cualquiera, por simple que parezca. Cuanto más sencillo es algo, más complicado resulta hacerlo bien. Primero, porque no se pone la misma atención para enfrentarse a un Zaragoza que a un LLagostera. Tampoco la motivación es igual o, al menos, no se da esa impresión.

Ningún músico se despista ni un segundo cuando toca la complicada “Birdland” de la Weather Report, pero muchos guitarristas no están lo suficientemente concentrados cuando han de ejecutar los básicos tres acordes de “Johnny B. Goode” de Chuck Berry. Así que tiene mucha lógica que bastantes combos de nivel medio ejecuten bien “Birdland” mientras que muy pocas bandas de alto nivel lleguen a tocar “Johnny B. Goode” como tiene que ser.

De la misma manera, la mayoría de equipos despliegan mejor fútbol cuando juegan contra el Madrid o el Barcelona que contra el Llagostera. El Sporting tuvo intención, pero le faltó algo de autoridad, sobre todo en el último y fatal pase. En un partido así se extrañó a Guerrero, no tanto por los goles como por esa labor oscura y necesaria de acorralar al enemigo y hacerle sentir que no va a tener un respiro. Y es que la Llagostera no sólo estuvo muy cómoda sino que, además, pudo ganar. Pero bajo los palos rojiblancos está un guardameta que no se despista ni aunque esté tres días seguidos tocando el único acorde de “Mona” de Bo Diddley.

Cuéllar, histrión de las redes, cuerpo de serpiente y reflejos de lince que ataja los balones con aplomo de ganador. Cuéllar es, por momentos, un portero altivo a lo Schmeichel y otras juega el papel de psicológo como Grobbelaar; combina, además, la rapidez gatuna de un Arconada con el uno contra uno de Fillol. Cuéllar sigue dando puntos. En esta cruzada contra la derrota le acompaña Ndi, que es la fuerza de la voluntad, el físico de roble revestido de ébano, y tiene la virtud de estar en muchos sitios a la vez. O Bernardo, ese aviador infatigable que derriba enemigos abrazado al cielo, suspendido sobre sus alas. Por no hablar de la constancia de Lora, una apisonadora que no entiende de baches en el camino. Enhorabuena a Rachid por su debut, apenas perdió tres o cuatro balones y completó una gran primera parte. Tuvo un mérito tremendo la Llagostera, que mostró un juego ordenado que no se correspondió con su posición en la tabla.

Publicado en La Tentación Del Gol | Deja un comentario

Milli Vanilli

Milli Vanilli (22.11.14 - 274)Milli Vanilli era un dúo alemán que ponía cara a la música del productor Frank Farian. Y cuando me refiero a que ponían la cara es literal, ya que la voz que sonaba en los discos procedía de cantantes que no aparecían en las fotos. Fueron un éxito total. Tanta fama alcanzaron que, en 1990, la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación les concedió un Grammy como grupo revelación. Pero cuando se descubrió que no era el popular dúo quien cantaba en los discos, el escándalo sacudió los medios de comunicación. El verdadero cantante trató de iniciar una carrera propia, pero le faltaba la imagen y no llegó a nada. Los antiguos Milli Vanilli lanzaron un álbum como “The Real Milli Vanilli”, pero les faltaban la voz y las canciones. Y el productor tenía el sonido, pero no la voz ni la imagen. Todos formaban parte de un equipo donde cada uno hacía lo que sabía hacer. Unos componían, otros tocaban y cantaban y el dúo posaba y bailaba. Si es tan horrible, ¿por qué no retirar del mercado todos los álbumes que muestren en su portada a músicos que no hayan tocado? Hay así miles de discos. Y libros. Y cuadros. A mí me da igual si Lana del Rey compone sus canciones sola o con escritores profesionales. Quiero discos demoledores, no mediocridades paridas por gente que no sabe trabajar en equipo. Pocos saben que Andy Warhol, cuando tenía que dar una conferencia, enviaba a un actor (Allen Midgette) vestido con su misma ropa y peluca. Una Universidad descubrió el engaño y se negó a pagarle. Warhol respondió que su sosias hacía de Andy Warhol mucho mejor que él mismo. Milli Vanilli eran el mejor rostro para esa voz.

Hemos visto la historia de Milli Vanilli. Ese dúo que salía en la portada de sus discos y bailaba en directo, pero no cantaba. Cuando fue descubierto el “engaño”, les retiraron el Grammy concedido como grupo revelación en 1990. Pero ¿fue realmente un engaño?, ¿no es el arte en general un gran engaño? Millonarios que se visten de piratas y delincuentes juveniles. Pintores que, en realidad, son relaciones públicas. Escritores que no saben escribir. Hasta la política es un inmenso teatro. Incluso nuestras relaciones sentimentales son una puesta en escena. Creo que lo que molestó fue que se descubriese la añagaza. El negocio del espectáculo está basado en la trampa. Realmente TODO es una farsa. No hay nada natural. Incluso el excesivo volumen de un concierto es artificial. Igual que lo son el eco empleado en la voz o la distorsión de una guitarra. Una entrevista, un videoclip o una sesión de fotos son un artificio. Springsteen o Lennon son artificiales mostrándose ante el público con los ropajes de héroes obreros. Artificio es un indie sobre el escenario haciendo que todo le importa todo un comino cuando, en realidad, todo le importa muchísimo, sobre todo cobrar. Artificio es un cantante bailando y sonriendo cuando ese día puede haber tenido una desgracia familiar. Bienvenido sea el artificio. El Grammy retirado a Milli Vanilli fue una forma de decir al público: “estos dos tipos son un fraude, pero el resto de los artistas son de verdad y están legitimados”. Es decir, fueron un chivo expiatorio, condenados al oprobio para que el aficionado a la música sienta que lo todo lo demás que escucha es auténtico. Pero no es cierto: todo es la misma verdad o la misma mentira.

Publicado en Artículos | Deja un comentario

Ir o No Con Tu Selección, Esa Es La Cuestión

IPK Hierba Mojada Marca

La mayoría de los jugadores afirman que jugar en la selección es el mayor orgullo de sus carreras, ya sea porque lo sienten como un reconocimiento a su valía profesional, por motivos sentimentales, de aprecio a su tierra, o porque les parece una posibilidad para aprender y mejorar el juego con compañeros y un cuerpo técnico distintos a los de su club. En México ha sido noticia que Carlos Vela diera, por fin, un sí rotundo al combinado nacional tras negarse varios años a acudir con la Tricolor.

Sus argumentos públicos parecían coherentes y lógicos: no se sentía al 100% y creía que iba a quitarle el puesto a otra persona que se entregaría más. Sin embargo, le llovieron fuertes críticas. No sólo en México se vive la selección con intensidad. Para Maradona no había nada más grande que servir a su país en la selección, puesto que esta es una prolongación de la patria y, de hecho, hasta tiene el mismo himno que el país al que representa. Redondo, sin embargo, se negó a acudir a la albiceleste en dos ocasiones. Una para no detener sus estudios y otra por diferencias con Pasarella, que les obligaba a cortarse el pelo.

En España, ahora, se acusa a Guardiola de hipócrita porque jugó con La Roja europea cuando es independentista catalán, pero se puede ser independentista catalán y no odiar a España. Y, además, es posible que quisiese vivir la experiencia de una Eurocopa o un Mundial, motivo absolutamente legítimo. Otros, como Kortabarría u Oleguer Presas, jugaron unos partidos o acudieron a una concentración y decidieron no volver porque no se sentían cómodos con ese escudo en la camiseta.

Xavi fue el motor de la selección española y no parece que sea muy españolista, pero tampoco se le ve anti español. Para algunos jugadores la nacionalidad es una cuestión mutable. Seguro que Diego Costa se siente brasileño y también español. Es un jugador postmoderno, las identidades ya no son fijas y uno es de donde quiere ser. La mayoría de los futbolistas de la selección argelina han nacido en Francia, pero quieren ser argelinos y no franceses. La mitad de la selección alemana y francesa no canta el himno nacional. Eso no quiere decir que no se sientan alemanes o franceses. Pero seguramente Khedira y Özil tienen una visión distinta de Alemania que Neuer y Schweinsteiger. El caso es que no parece que nadie escatime fuerzas en el terreno de juego.

Publicado en Hierba Mojada | Deja un comentario

Indies, Hipsters y Gafapastas – Tontería Peligrosa

Presentacion IHGCrónica de una dominación cultural: “Indies, Hipsters y Gafapastas”
Autor: Víctor Lenore. Editorial Capitán Swing. 168 páginas.

Tontería Peligrosa

Dice Víctor Lenore que no ha escrito un libro, que lo suyo es un panfleto destinado a la polémica ardiente y a la reflexión urgente. No hay tiempo para diatribas y quiere que su golpe verbal sea efectivo, sin regodearse en teorías o rodeos innecesarios. Y lo ha conseguido. No sólo se está vendiendo bien esta obra que tiene tanto de oportuno como de oportunista, sino que está provocando que se enciendan intensos debates en la red y en numerosos bares molones de Gracia y Malasaña. Eso sí, algunas críticas se están cebando con el libro y muchos han acusado el golpe crítico y han reaccionado con una perreta de niño consentido. Víctor Lenore, periodista que procede del mundo “indie”, se ha atrevido a proclamar que el emperador va desnudo, diciendo alto y claro que el hipsterismo es clasista, machista, racista y profundamente conformista. Y eso ha sentado muy mal en algunos círculos.

Es cierto que el panfleto no es perfecto y que tiene algunas lagunas. La más importante es que no define lo que es un “indie” ni hace un análisis de la evolución de la palabra “hipster”. Ni siquiera explica si son una subcultura, una contracultura o una tribu urbana. Tampoco cita a pie de página las referencias que emplea para permitir al lector acudir a la fuente original. Así que es un libro para gente que ya tiene cierta idea de lo que se habla; se dirige a una parroquia muy concreta que conoce perfectamente los códigos que él maneja. Pero lo ideal sería que pudieran entenderlo también mis padres, por ejemplo. Echo también de menos la referencia al libro de Dick Hebdige “Subculturas: el significado del estilo” (1979), que dice que las subculturas británicas (teddy boys, mods, skinheads y punks) son, en el fondo, profundamente consumistas. Lenore sigue la misma línea, pero afirma también que subculturas clásicas eran un refugio frente al mundo y que proponían un sistema de valores distinto al dominante de modo que, aunque fuese de forma simbólica, suponían una amenaza para la sociedad.

Sin embargo, los hipsters de ahora no cuestionan de ningún modo el poder establecido y, de hecho, están totalmente integrados en el mercado, que les adora. Sus revistas, festivales y muchos conciertos están financiados por grandes multinacionales. Son los hijos del PPSOE. Lenore carga las tintas, en especial, cuando les echa en cara que se sientan moralmente superiores a los demás por adquirir unos productos culturales que consideran de mayor valía que otros. Dice, así, que su supuesta nobleza estética no implica también una nobleza ética. Mientras que los dandies del XIX representaban una aristocracia del gusto frente a la burguesía utilitaria, los hipsters contemporáneos acusan de mal gusto a las clases trabajadoras. Es decir, hablamos de puro clasismo. Este libro es el corolario de un artículo que apareció hace un año y medio en el ‘Periódico Diagonal’ titulado “Machismo Gafapasta” y que supuso el primer toque de atención hacia un círculo considerado hasta ese momento como intocable. La respuesta furibunda y sin nigún atisbo de autocrítica por parte de la revista Rock de Luxe (la biblia del indie) fue una muestra de que algo olía a podrido en el hipsterismo. El panfleto de Lenore llama la atención sobre esos defectos, no sólo en el mundo de la música, sino también en el periodismo y la publicidad. Altamente recomendable para quienes quieran comprobar que la tontería, cuando se convierte en tendencia, puede ser muy peligrosa.

Publicado en Artículos | Deja un comentario

El Mérito Está En La Nota Media

El Mérito Está En La Nota Media (15.11.14)Alavés – Sporting
(Medizorroza, Álava – 14.11.14)

Cuando tiene que mantener una beca lo mejor que puede hacer un estudiante es mantener una buena nota media. Nada de hacer unos exámenes brillantísimos y luego entregar otros en blanco. No hace falta que nos lo dijera Aristóteles. Cualquier persona que haya vivido y bebido un poco, es consiente de que manteniendo un término medio sólido se llega muy lejos. Sucede con las carreras musicales. Los éxitos y números uno suponen una parte minoritaria en la discografía de cualquier artista. Si consigues que tu término medio resulte más que aceptable, entonces entrarás entre los grandes.

En las giras ocurre excatamente lo mismo. Es muy difícil que hagas ochenta conciertos perfectos y sin fisuras. Como mucho te suceden cinco o seis incuestionables. El prestigio lo ganas por ser regular en Sevilla, Valladolid, Las Palmas o Vitoria, no por dar dos conciertos tremendos en Madrid y Barcelona.

Como amantes, todos y todas hemos estado alguna vez inconmensurables entre sábanas. Pero nuestro prestigio sexual se basa en los encuentros cotidianos, que es donde está realmente nuestra media, y no en las noches de aniversario o escapada de hotel.

Y eso pasó en Mendizorroza. No era el día para hacer un concierto espectacular, pero tampoco para salir entre tomates. Y es que rozar el cielo puede que no, pero hacer el ridículo nunca. Desafinar tampoco. Desordenar la defensa, jamás. En partidos como este y bajo la presión del número maldito y el record de Boskov es donde el equipo demuestra a qué altura ha ubicado su propia media.

Publicado en La Tentación Del Gol | Deja un comentario

Vida De Cine

Vida De Cine (15.11.14 - 273)Paul Schrader fue el guionista que creó las inmortales “Taxi Driver” y “Toro Salvaje”. En el invierno de 1981 le entregó a Bruce Springsteen un guión que trataba sobre las aventuras de una banda de rock and roll. Pretendía que el Boss fuese el protagonista. El título provisional del film era “Born in the USA”. Pero Springsteen no quería cometer los mismos errores que su gran ídolo, Elvis, que arruinó su reputación a base toneladas de malas películas (que no discos). Así que, pese a ser un gran amante del cine, rechazó el papel. Sin embargo, en ese momento estaba trabajando en una serie de canciones sobre veteranos del Vietnam y le pareció que “Born in the USA” era un título que encajaba a la perfección con sus historias de soldados abandonados por su propio país. Así que grabó una canción y un disco bajo ese título y vendió más de veinte millones de copias. Dió las gracias a Paul Schrader en la contraportada del disco y le regaló para su película un tema pegadizo, visceral y muy directo: “Light Of Day”. Schrader utilizó este título para la película y la dirigió él mismo. Protagonizada por Michael J. Fox y Joan Jett en 1987, “Light Of Day” se convirtió en un buena película sobre cómo es la vida en un grupo de rock and roll sin éxito. Y es que en una banda de rock and roll coexisten todos los elementos que hacen grande a un largometraje o a una ópera: odio, amor, sexo, celos, sueños, engaños, fracasos rotundos, éxitos mal asimilados, la necesidad de los demás y buena música. Si por mí fuera, todas las películas serían sobre rock. El rock es la verdadera vida de cine.

Publicado en Artículos | Deja un comentario

Hierba Artificial: La FIFA Ataca De Nuevo

IPK Hierba Mojada Marca

Se ha vuelto a liar. La FIFA, como siempre, la ha vuelto a liar. No tuvieron suficiente con la sanción a Luis Suárez; ni con elegir a Messi como mejor jugador del Mundial; ni con escoger a Qatar como futura sede del campeonato del Mundo. Esta vez han decidido tratar a las futbolistas de élite que van a disputar el Mundial de Canadá de 2015 como deportistas de tercera clase. Es decir, pretenden que disputen todos los partidos sobre hierba artificial. Un sustituto deplorable de la hierba natural que se emplea en numerosos campos de Segunda B  y Tercera División. No sólo provoca un efecto distinto en el balón sino que causa muchas más lesiones. Eso sin contar las rozaduras al caer al campo. No es conveniente para ningún jugador. Pero pretender que futbolistas profesionales del máximo nivel disputen la mayor competición de selecciones sobre esa superficie es algo más que un insulto.

Es, en efecto, discriminación de género. Nadie de la FIFA tendría el valor de sugerir a ninguna selección masculina del mundo que jueguen un Mundial sobre césped artificial. Battler, dueño y señor del máximo organismo balompédico, pese a la petición de las futbolistas, ha hecho caso omiso, como corresponde a su honorable trayectoria de amor al deporte y los valores humanos. De momento, 61 futbolistas (mujeres, claro) han presentado una demanda en el Tribunal de Derechos Humanos de Ontario por discriminación de género. Si queda algo de justicia en este mundo, ganarán ellas. Pero con la FIFA nunca se sabe.

Sus tentáculos pueden mancharlo todo. Los futbolistas, junto con los músicos, son uno de los colectivos profesionales más sumisos que existen y, excepto para reclamar sus primas, no pelean por nada. Pero ellas saben que han de luchar tres veces más para conseguir la mitad. Y es que al deportista, cuando tiene algo importante que decir, apenas se le escucha. Pero si es mujer, se le escucha aún menos. ¿Cómo a alguien en su sano juicio se le ocurre que las mejores jugadoras del mundo demuestren su talento sobre hierba artificial? Ellas, contra viento y marea y recibiendo presiones, están dando una lección frente a esa gerontocracia masculina que no ha pisado un campo en su vida, excepto para jugar al golf.

En otro orden de cosas, pero con un transfondo similar, el Oviedo Moderno, equipo femenino de Primera División, corre el riesgo de desaparecer en Febrero si no consigue los 40.000 euros que necesita para continuar la temporada. Que haya un equipo femenino de fútbol en una ciudad (el masculino está, por desgracia, en Segunda B) es un estímulo para que las chicas hagan deporte y, sobre todo, para que ocupen espacios públicos tradicionalmente reservados a los hombres. Me pregunto qué hace la Federación Española de Fútbol con las suculentas primas que durante los últimos años ha recibido por los éxitos de las selección española. Lo justo sería una redistribución entre las diversas categorías. Masculinas y femeninas.

Publicado en Hierba Mojada | Deja un comentario

Presentación del libro “Indies, Hipsters y Gafapastas”

Este Jueves, 13 de Noviemebre en la Biblioteca Jovellanos de Gijón:

Presentacion IHG

Publicado en Noticias | Deja un comentario

La Energía Renovable Viene De Mareo

La Energia Renovable Viene De Mareo (10.11.14)Sporting – Zaragoza
(El Molinón, Gijón – 9.11.14)

Occidente jamás mirará a las energías renovables hasta que no haya otra crisis económica y se agote definitivamente el petróleo. Los tiempos duros, por más que los millonarios digan que son buenos para la iniciativa, no son beneficiosos para nadie, pero, a veces, nos hacen mirar al lugar que todos desprecian. Ese lugar, en el fútbol, se llama cantera. Y así, en un triple mortal repleto de azares, el Sporting ha descubierto que tiene en casa la mejor hornada criada en Mareo desde hace décadas.

Pocos equipos en España pueden presumir de esto. Claro es que, si no llega a ser por la crisis, jamás se hubiese cambiado ese mercado de billetes sucios, jugadores sobrevalorados, precios hirientes y decepciones mayúsculas por el manantial cristalino y generoso que brota en Mareo. Y es que, por ejemplo, lo más llamativo de Carlos Castro no es que ayer marcase dos goles, sino que pudo haber anotado cuatro. El pie preciso de Juan Muñiz anhela la parábola perfecta y de ahí nació el tercer gol. Y Ndi, ébano andante, transpira pundonor y arrasa la verde hierba por donde pasa. Instinto y fuerza, pone corazón en cada jugada. Enorme. Es el último descubrimiento en la posición de enganche, donde también pueden jugar Pablo Pérez y el aún por recuperar Álex Barrera.

Cuidado, no sólo es cantera. Los chicos de fuera, apoyados por la afición y mecidos al viento del nordeste y el salitre sanador, pelean y están comprometidos como el que más. Lamenté hace meses con desconsuelo y temor la marcha de Lekic y Stefan, pero ahora asisto incrédulo al espectáculo de Castro y Guerrero, destinados a acumular ramos de victorias. No hay “prima donnas”, no hay estrellas y presenciamos al memorable espectáculo de una entrega total.

Para enmarcar y conservar en el mármol de la memoria están las internadas de Jony, una tras otra, detenidas por los maños a base de faltas y manotazos. A veces abusa de sus interminables galopadas, pero es incansable y siempre da sensación de peligro. La parada gatuna y demencial de Cuéllar debería llevarse el premio a los reflejos eléctricos otorgado por la asociación Gordon Banks. Bernardo hace tiempo que anidó en las alturas y se ha convertido en dueño y señor de los cielos. Su dupla con Luis Hernández ha dado el dúo más creativo y efectivo desde Simon & Garfunkel. Hasta los que no son titulares son excelentes en el tiempo que juegan.

Publicado en La Tentación Del Gol | Deja un comentario

Dorsales y Camisetas, La Estupidez Contra La Tradición

IPK Hierba Mojada Marca

El principal patrimonio de algunos equipos es su mística, su leyenda, más allá de títulos o palmarés. Por más Copas de Europa que empezase a ganar el PSG, ¿qué aura tendría en comparación con el Saint-Étienne? Ninguna. El Chelsea, excepto por Peter Osgood, Zola y Drogba, tiene poder y éxitos, pero no desprende ese aire evocador de los equipos legendarios.

El San Lorenzo, a pesar de haber ganado hace sólo un año su primera Libertadores, siempre ha sido un equipo grande, con fuerza. Otro de los grandes europeos es el Liverpool, no sólo por sus 5 Copas de Europa, sino por cómo han cuidado todos los detalles que les convierten en un club especial. Por eso llama la atención ver que, en la actualidad, está descuidando ciertos aspectos como, por ejemplo, el número de los dorsales. Ver Anfield plagado de camisetas rojas con el número 20 ó 30, para alguien que ha crecido con los números correlativos, supone casi un trauma. Hay números que tienen un superpoder; el 7 del Manchester y el Real Madrid, el 4 del Barcelona o el 10 de la selección argentina.

Quizá el fútbol se mueve más rápido de lo que soy capaz de asimilar, pero hay números o colores de camisetas de segundas equipaciones que considero inaceptables. Supongo que busco lo estable y que cualquier cambio se me hace extraño y ofensivo, pero ver jugar al Sporting de Gijón con casi todos los números del 1 al 12 es un alivio. Sin embargo, los clubes de fútbol se ven sacudidos por la urgencia de estos tiempos líquidos y, en vez de ofrecer a sus aficionados su particular idiosincrasia, tratan de adaptarse a un mundo en continuo movimiento hacia el máximo beneficio. Quien gane esa batalla ganará todo, pero perderá lo más importante: su propia esencia.

Las plantillas cambian casi cada año, los propietarios no tienen rostro ni responsabilidades y los patrocinadores obtienen el dinero de fuentes más que dudosas. Entiendo que a un culé le duela que la camiseta azulgrana se manche con el dinero qatarí, pero supongo que los 20 millones de euros que cobra Messi al año han de salir de algún sitio. Las giras por China son beneficiosas, pero es posible que vomitásemos si supiésemos cómo se obtienen esos ingresos. Por eso, porque un club de fútbol es una roca, una religión, deberían cuidarse los aspectos que hacen únicos a los clubes.

Publicado en Hierba Mojada | Deja un comentario